¿ A QUIEN MAS AFECTA EL BULLYING ?

bullying:

Cuando se habla del bullying, no se hace referencia a una situación aislada de rivalidad, de riñas comunes entre niños o de relaciones en las que un niño se lleva mejor con uno que con otro. Tampoco se refiere a la existencia de niños tímidos, tranquilos o aislados. El bullying no es una conducta reactiva de niños que experimentan situaciones como un divorcio de sus padres, la muerte de un familiar, etcétera, pues estas reacciones conductuales son pasajeras y reactivas a una situación que las podría ameritar y son tomadas como ocasionales y de corta duración.

En el caso del bullying estamos hablando de situaciones de agresión, tanto física como verbal y emocional, que no se detienen, que son intolerables y que se dan de manera prolongada y sostenida, generando daño psicológico tanto en la víctima como en el agresor.

         El bullying no solo afecta a los niños, niñas o jovenes sino tambien afecta a las personas mayores que     desafortunadamente lo viven dia a dia en sus casa trabajos o hasta en la calle.

           de alguna manera este tipo de violencia se manifiesta hacia la victima no presisamente se puede manifestar con golpes sino que esto tambien daña el autoestima de la persona atacada. tambien puede ser que lo dañe fisicamente,verbalmente o psicologicamente.

     El bullying lo puedes vivir en tu vida cotidiana o puede ser que hasta por las redes sociales tengas algun tipo de violencia que no puede ser fisica pero verbal si..
AQUIENES MAS PUEDE ATACAR EL BULLYING:

                              
El bullying de sierta forma puede llegar a atacar hasta a las celebridades de hoy en dia.

esto se puede manifestar por medio de ataques acia la persona que pueden ser fisicos verbales, emocionales o hasta psicologicos.

Los actores del bullying

Es importante comprender que existen diferentes tipos de bullying; el verbal, el psicológico y el físico, sin embargo, en la mayoría de los casos se presentan los tres de manera simultánea. Los estudios indican que la agresión física (golpes, palizas, etc.), es común en niños pequeños (de 5 y 6 años de edad) y después otra vez en la adolescencia, cesando un poco (las agresiones físicas) en la edad escolar, ya que en esta etapa el bully ha aprendido más técnicas de acoso psicológico y verbal que le permiten pasar en muchos de los casos, desapercibo y abordar fácilmente a su víctima sin ser sancionado, pues los golpes o maltratos físicos, son más fácilmente detectables por las autoridades escolares o padres de familia. El bullying también provoca la exclusión social del niño buleado, pues termina siendo ignorado, aislado y rechazado por ser el centro de acoso del bully.

Aquí cabe detenernos en estos niños, los que los padres de familia con tranquilidad y orgullo decimos que ni son bullys, ni son buleados. Estos niños son actores importantes, son los que ven desde afuera las agresiones constantes hacia un compañero, niños que aunque quisieran, no se involucran por miedo a convertirse en la siguiente víctima; a ellos también hay que analizarlos.

Los niños que observan desde “las butacas” al niño agresor o bully, maltratar a su amigo o compañero, son niños “espectadores” y en el caso del bullying poco se habla de ellos y poco nos preocupan, sin embargo, al profundizar encontramos que estos niños también sufren; pueden experimentar temor o culpa por no actuar, o por el contrario, pueden desarrollar desinterés, apatía o frialdad, llegando a desensibilizarse ante el dolor ajeno, y más adelante, este problema nos llevará a otros problemas, que también serán foco de atención.

Lo anterior puede escucharse como muy extremista, sin embargo, los padres o maestros que viven y conocen esta realidad, saben que el problema del bullying afecta no sólo a víctima y agresor; sino a su familia y  entorno social.

Los padres de familia nos mortificamos hasta perder el sueño sobre las consecuencias que puede tener el bullying sobre nuestros hijos y como sociedad debemos estar más conscientes del estrago y las repercusiones que pueden tener estas situaciones tanto sobre “niños bully” como sobre “niños buleados”, ya que ambos pueden desarrollar como consecuencia cuadros clínicos o trastornos psiquiátricos.

Y si con algo se quedan de este artículo que sea el recordar a  los “niños espectadores”. Aquéllos que vieron, oyeron y aunque no lo sintieron en carne propia, se fueron desensibilizando, adoptando conductas periféricas, haciéndose insensibles y apartándose debido a lo que presenciaron. En estos niños, la apatía, la falta de caridad y la insensibilidad, serán rasgos comunes y posiblemente arraigados en su personalidad; como sociedad no los debemos olvidar, pues también merecen nuestra preocupación y atención.

 Las razones detrás del bullying

¿Qué ocasiona que un niño se convierta en bully? ¿Qué lo lleva a actuar de esta manera? Las causas pueden ser muchas, pero en general se observa en niños con baja autoestima, que provienen de ambientes familiares donde se viven agresiones físicas o verbales constantemente, esto los lleva de manera inconsciente a desahogarse, posicionándose como agresores en los otros ambientes en que se desenvuelven. También es común que el bully sea un hermano menor, quien quizá ha sido agredido, atosigado o dominado por hermanos adolescentes y que después adopta estas conductas con otros niños.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: